infoelectrico.com - eBeaver, el primer avión eléctrico comercial

eBeaver, el primer avión eléctrico comercial

La compañía canadiense Harbour Air, la aerolínea de hidroaviones más grande del mundo, se ha asociado con magniX, una empresa de Redmond (Washington), para construir el eBeaver, que será el primer avión eléctrico comercial del mundo.

Esta aeronave concluyó con éxito su primer vuelo, y ahora apuntan a entrar en operaciones en 2022. El eBeaver es una versión modificada del legendario hidroavión DCH-2 Beaver de Havilland de 1946, y es el primero de su tipo en contar con un motor eléctrico y un paquete de baterías en su interior.

Según sus responsables de la compañía, el vuelo fue corto pero exitoso, lo que les servirá para convertirse en la primera aerolínea comercial en operar aviones eléctricos en todo el mundo.

Harbour Air es una aerolínea que se dedica a ofrecer vuelos entre las islas de Vancouver y Victoria, la capital de la Columbia Británica. Se trata de vuelos cortos, pero que resultan más convenientes que el uso de ferrys, donde el viaje puede representar hasta cuatro horas. En el caso de los vuelos, estamos hablando de una media de 30 minutos por unos 100 kilómetros de distancia.

El eBeaver despegó del río Fraser, en la terminal de Harbour Air Seaplanes en Richmond, con el CEO y fundador de Harbour Air, Greg McDougall, como piloto, y el vuelo tuvo una duración de apenas 10 minutos, que, afirman, fueron suficientes para probar los sistemas de aeronave.

Este avión eléctrico está equipado con un sistema de propulsión magni500 de 750 CV (560 kW) construido por magniX, y su paquete de baterías da una autonomía de hasta 161 kilómetros.

La principal ventaja de este avión eléctrico se ve en la reducción de costes de operación, ya que esos 161 kilómetros significan unos 20 dólares, mientras que el mismo avión en su versión de combustible representa un coste aproximado de 300 dólares por hora.

Otra ventaja es que este tipo de avión modificado necesita menos mantenimiento y una infraestructura de recarga de batería que es más barata que un sistema de abastecimiento de combustible, y eso sin considerar la reducción de ruido y una menor emisión de contaminantes, ya que este avión tiene cero emisiones, funciona con hidrógeno y consigue una autonomía de 800 kilómetros.

El problema que ahora buscan resolver es el peso de la batería, que hace que el alcance sea limitado e incluso estén considerando transportar menos pasajeros por vuelo. Tras este primer vuelo de prueba, Harbour Air ha iniciado el proceso de certificación de las modificaciones y del sistema de propulsión; y una que vez que reciban dicha certificación, lo siguiente será adaptar el resto de su flota.

La compañía estima tener la certificación durante el año 2020, para que a finales de ese año y durante 2021 se realicen las pruebas necesarias de cara a arrancar con el servicio de toda la flota de aviones eléctricos en 2022.

Estilo de Vida