Jeep ya prepara su nuevo SUV urbano eléctrico

Jeep ya prepara su nuevo SUV urbano eléctrico

El Grupo Stellantis acaba de presentar su nuevo plan estratégico denominado Dare Forward, ocasión que su CEO en España, Carlos Tavares, ha aprovechado para presentar el que será lel primer Jeep eléctrico de toda la historia.

 

Este nuevo vehículo que pasará a formar parte de la aventurera gama de vehículos de Jeep aterrizará en los concesionarios europeos el año que viene, con las credenciales añadidas de que se convertirá, por tamaño, en el modelo de acceso de la marca, ya que estará posicionado por debajo del actual Jeep Renegade, con 4,23 metros de longitud.

Por el momento tan solo se trata de un prototipo, aunque su diseño exterior definitivo podría estar muy cercano al concepto presentado por el directivo, que muestra una parrilla delantera totalmente carenada con la que pretende mejorar el coeficiente aerodinámico, y que aparece decorada con una 'e' en color azul que delata su naturaleza eléctrica, y que también está presente en el portón trasero.

Sus protecciones en color negro no hacen sino enfatizar el ADN de la marca americana, al tiempo que detalles como los tiradores traseros ocultos parecen haber sido ideados para optimizar su aerodinámica.

Tavares no ha desvelado ni los precios ni los detalles técnicos sobre este pequeño SUV eléctrico, pero la integración de Jeep en el grupo Stellantis permitirá que este nuevo vehículo adopte su tecnología, de manera que este modelo bien podría podría estar construido sobre la nueva plataforma STLA que ha sido desarrollada para los futuros vehículos eléctricos del grupo.

En concreto, parece que tomará la denominada como STLA Small, que es una evolución de la plataforma e-CMP utilizada por vehículos similares del grupo como los DS 3 Crossback E-Tense, Opel Mokka-e o Peugeot e-2008.

Esta plataforma ofrece como resultado vehículos de dimensiones compactas y equipados con tracción delantera.

Aunque por el momento las características de este modelo son un secreto, los expertos piensan que podría utilizar el conocido motor con 100 kW de potencia (136 CV) y el extendido paquete de baterías de iones de litio con 50 kWh de capacidad, que a un Opel Mokka-e le permiten homologar hasta 335 kilómetros de autonomía en ciclo WLTP.

Se trata de un paso más en la estrategia global del Grupo Stellantis, que tiene como objetivo ofrecer nada menos que 75 vehículos eléctricos de diferente tamaño y configuración para el año 2030 en todo el mundo.

Coches