infoelectrico.com - Bugatti prepara su coche eléctrico accesible

Bugatti prepara su coche eléctrico accesible

Bugatti es una de las marcas de coches más prestigiosas y caras del mundo, al fabricar creaciones de ensueño que suelen sorprendernos. Ahora, la marca ha anunciado que está trabajando en la posibilidad de incluir un coche eléctrico en su catálogo de productos, y que además será accesible... todo lo accesible que puede ser una marca con coches que cuestan 3,5 millones de euros.

Bugatti pertenece al Grupo Volkswagen, que está inmerso en un profundo plan de electrificación, y con esta nueva propuesta tendría un posicionamiento ligeramente inferior al actual, algo así como una submarca de coches eléctricos que seguirían siendo de ultra-lujo, pero cuyas prestaciones difícilmente podrían igualar las de sus coches de combustión interna.

Con el Grupo Volkswagen apostando por la movilidad eléctrica y la conducción autónoma, marcas como Bugatti necesitan actualizarse si quieren seguir bajo el paraguas del gigante alemán de la automoción.

Este anuncio es fruto por una parte de la intención de descarbonizar las marcas del Grupo Volkswagen y, por otra, de demostrar la capacidad de generar beneficios que ha conseguido Bugatti cubriendo sus exagerados costes de desarrollo pese a sólo vender unas 600 unidades al año.

El futuro coche eléctrico y mainstream de Bugatti se alejaría del concepto de hiperdeportivo de altísimas prestaciones en favor de una configuración Gran Turismo o incluso SUV. En cualquier caso, debería ser un vehículo con capacidad para cuatro ocupantes y que ayudase a la marca a incrementar considerablemente sus cifras de ventas. Se trata de una receta muy similar a la que ha seguido otra marca de la familia como Lamborghini con el lanzamiento del Urus, cuyo objetivo es duplicar las ventas de la casa del toro a nivel mundial.

En cuanto al precio, aún es pronto para aventurar nada, pero la compañía ha puesto como barrera un millón de euros, con una horquilla que arrancaría desde los 500.000 euros. Algo complicado para una marca en la que el coche más barato, el Chiron, supera los 2 millones de euros.

Coches