infoelectrico.com - Aspark Owl, otro coche eléctrico con precio prohibitivo

Aspark Owl, otro coche eléctrico con precio prohibitivo

Llega el Aspark Owl, otro coche eléctrico con precio prohibitivo, que tras asombrar como concepto en el Salón de Frankfurt 2017 por prometer unas prestaciones insólitas, ahora se ha desvelado que solo se fabricarán 50 unidades exclusivas, cuyas primeras entregas están previstas para el segundo trimestre de 2020. Claro que su precio es de nada menos que 2.900.000 euros.

Claro, que el Aspark Owl es capaz de completar el 0-60 millas (0-96 km/h) en tan solo 1,69 segundos, un tiempo que lo convierte en el coche más rápido de la tierra dentro ese fragmento, pulverizando los increíbles 1,85 segundos del Rimac C_Two y los 1,9 segundos que promete tardar el Tesla Roadster 2020 en alcanzar los 96 km/h desde parado.

Para lograr estas cífras sin emitir gases contaminantes, el vehículo japonés cuenta con cuatro motores eléctricos síncronos de imán permanente (PMSM) que desarrollan 1.480 kW (2.012 CV) y 2.000 Nm de par, y le permiten alcanzar los 400 km/h de velocidad punta. De este modo, para pasar de parado a 300 km/h tan solo necesita 10,6 segundos.

Estos propulsores dependen a su vez de una batería de iones de litio de 64 kWh que le dota de una autonomía ente cargas de 450 km, homologados bajo el ciclo NEDC. El tiempo de recarga es de una hora y 20 minutos conectado a un punto de carga de 44 kW, aunque la compañía promete mejorar el sistema de carga de la batería a lo largo del próximo año.

Con el fin de tranquilizar a los más escépticos, la compañía asegura que el gran rendimiento del Aspark Owl no pone en riesgo la pila del coche, que ha sido testada "con éxito en una larga serie de pruebas de seguridad como resistencia al fuego, prueba de aplastamiento, sobrecarga y protección contra sobrecarga". Además, cuenta con un sistema de monitoreo automático que se encarga de supervisar en todo el momento el buen estado de las celdas y prevenir cualquier hipotético factor que suponga una amenaza.

Más allá del sistema de propulsión, para lograr estas prestaciones cuenta con un cuidado aerodinámico, una altura inferior a un metro y una longitud de 4,79 metros; mientras que la distancia entre ejes es de 2,75 metros.

El vehículo dispone de un sistema de suspensión hidráulica de doble horquilla que permite al conductor ajustar la altura libre al suelo entre 80 y 160 mm, al mismo tiempo que el puede elegir entre cuatro modos de conducción distintos: deportivo, lluvia-nieve, ciudad y alto rendimiento.

Con el objetivo de aligerar el peso lo máximo posible, Aspark ha optado por un chasis monocasco de fibra de carbono cuyo peso final es de solo 120 kg, combinado con un cuerpo elaborado con plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP) que deja deja la báscula en unos excelentes 180 kg. El peso total del coche en seco, no obstante, se dispara hasta los 1.900 kg.

En el exterior se han incluido otras novedades respecto al concept, como dos retrovisores con cámara; el vidrio lateral, que según la entidad es ahora más funcional y está inspirado en el de los Lamborghini Countach y McLaren Senna; o el prominente alerón trasero, que se despliega de forma automática a velocidades por encima de 150 km/h y se oculta por sí solo a marchas inferiores a 100 km/h.

 

Coches

www.