infoelectrico.com - Proponen imprimir en 3D baterías de estado solido para coches eléctricos a mitad de precio

Proponen imprimir en 3D baterías de estado solido para coches eléctricos a mitad de precio

KeraCel es una empresa con sede en California que asegura que va a revolucionar el mundo de las baterías de estado sólido, ya que estaría desarrollando un tipo de baterías completas impresas en 3D, con una sola máquina, prometiendo el doble de energía que las baterías de iones de litio actuales, pero a la mitad de precio y mucho más seguras.

Se trata de una tecnología que  podría dotar a los coches eléctricos del doble de autonomía entre cargas si se pudiera producir a gran escala.

Este novedoso método de fabricación mediante una impresora 3D, permitirá la producción de celdas con electrolitos a base de cerámica y ánodos de metal de litio para lograr densidades de energía de dos a tres veces mayores, o con un costo de menos del 50 % en comparación con las células de iones de litio que hay actualmente en el mercado para el mismo nivel de energía.

Aunque existen varios proyectos de investigación para desarrollar tecnología de impresión 3D de baterías, KeraCel asegura ser la primera empresa capaz de comercializarlo.

Sin dar detalles acerca del proceso, el director de operaciones de la compañía, Arwed Niestroj, ha explicado que el proceso de impresión de la batería se basa en una tecnología a base de polvo del mismo tipo que el yeso, el metal o la arena, desarrollada por el MIT, y que la compañía está en proceso de patentar.

Desde KeraCel han explicado que pueden imprimir en 3D una batería completa dentro de este único proceso, para ser terminada en un horno, lo que incluye el ánodo, el cátodo y el material electrolítico a través del cual pasan los iones cargados durante las fases de carga y descarga.

Este material electrolítico no es de líquido o gel, sino que la compañía utiliza cerámica, por lo que se elimina el riesgo de sobrecalentamiento o incendio que sí existe en las baterías de iones de litio, que tienen un electrolito líquido.

Según Niestroj "la gran ventaja es que usamos mucho menos material del que se usa en las baterías tradicionales porque podemos imprimir cada capa mucho, mucho más delgada de lo que permite la tecnología de fabricación actual, lo que permite producir baterías que tienen el doble de energía en el mismo volumen. O podemos hacer una batería con la misma cantidad de energía a la mitad del costo porque estamos usando solo la mitad del material".

Debido a que la tecnología es aditiva, es posible imprimir en 3D baterías de cualquier forma geométrica, por lo que KeraCel se ha puesto como objetivo alcanzar una densidad de energía para su batería de primera generación de 1.200 Wh/l, aproximadamente el doble que las baterías de iones de litio actuales.

Baterias