El Ayuntamiento de Valladolid empezará a cobrar el repostaje de coches eléctricos

El Ayuntamiento de Valladolid ha empezado a enviar a los propietarios de vehículos eléctricos las nuevas condiciones del servicio de recarga, que regirán a partir del 6 de agosto. La principal novedad es que los usuarios comenzarán a pagar por repostar, cuando hasta ahora se trataba de un servicio gratuito.

«Las recargas dejarán de ser gratuitas y se suministrarán a un precio de 0,15 euros/kWh (kilowatios por hora) en tomas de potencia inferior o igual a 22 kW, y de 0,30 euros/kWh en tomas de potencia superior 22 kW», indica la misiva del Consistorio.

Hasta el momento, era municipio quien afrontaba los gastos derivados del servicio, recuerdan en su carta a los usuarios. «Los costes de alta, suministro eléctrico y mantenimiento han corrido hasta ahora por cuenta del Ayuntamiento de Valladolid».

Según recoge el diario El Norte de Castilla, a partir de ahora será la compañía Iberdrola quien se haga cargo «de prestar el servicio de recarga con la gestión y explotación de esta red pública de puntos de recarga hasta el final del proyecto Remourban, previsto para 31 de diciembre de 2019».

Ocurre, además, que hasta ahora los propietarios de los vehículos eléctricos contaban con una tarjeta que les permitía acceder al servicio de recarga en los distintos puntos habilitados en la ciudad; pero ahora tendrán que hacerlo desde una aplicación móvil gestionada por la propia Iberdrola. «A partir del día 6 de agosto de 2018, el acceso a los puntos de recarga será a través de la aplicación para dispositivos móviles 'Recarga Pública Iberdrola'», explican desde el Ayuntamiento, aunque las dos primeras semanas ambos dispositivos serán compatibles.

Aclara el Ayuntamiento que el precio que abonarán los usuarios se refiere únicamente «al coste de la energía consumida», y advierte de que el gestor, en este caso Iberdrola, no obtendrá beneficio industrial, «puesto que no se repercuten en el usuario los costes de alta, término de potencia, mantenimiento de la red, etcétera, tal y como está contemplado en el acuerdo suscrito con la Unión Europea en el marco del proyecto Remourban»

Recargar en los puestos distribuidos por la ciudad supondría, en el caso de las tomas más caras, a 30 céntimos el kWh, un coste de 3,99 euros a los 100 kilómetros en el caso de un Renault Zoe. En el caso de repostar en la toma menos potente, en este caso las de velocidad normal, las más habituales, supondría 1,95 euros.

El Ayuntamiento de Valladolid, ha empezado a acometer recientemente un nuevo plan de ampliación de puntos de recarga del vehículo eléctrico, con lo que se ha pasado de las 34 tomas existentes a 51 distribuidas en 19 puntos por toda la ciudad. La idea es alcanzar las 64 tomas, según anticipó hace apenas dos meses el concejal de Hacienda, Antonio Gato.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Instituciones