Reino Unido exigirá un cargador de coches eléctricos en cada casa nueva

Reino Unido está apostando claramente por los coches eléctricos como el futuro del transporte y la movilidad... y para demostrarlo, el Gobierno de Theresa May ha puesto en marcha plan de actuación denominado Road to Zero, que prevé la descarbonización del transporte y el tráfico a largo plazo.

Aunque aún no se ha traducido en leyes y planes concretos de actuación, es toda una declaración de intenciones, y una de sus propuestas es obligar por ley a que cada casa de nueva construcción posea un punto de recarga para coches eléctricos.

Se trataría, sin duda, de un espaldarazo a la aún insuficiente red de estaciones de recarga para coches eléctricos del país. Esta propuesta de ley estará acompañada de subvenciones de 400 millones de libras esterlinas a las empresas que produzcan e instalen puntos de recarga para coches eléctricos.

Mediante un aumento de los puntos de recarga, se busca que el consumidor final vea en los coches eléctricos una alternativa clara a los coches movidos por combustibles fósiles.

Además de instalar puntos de recarga en toda casa de nueva construcción, se contempla la instalación de tomas de recarga en farolas, de forma que toda nueva luminaria instalada en zonas con aparcamiento para coches, tendrá una toma de corriente apta para coches eléctricos.

Se trata de una solución realmente óptima, ya que la alimentación eléctrica está presente en la farola, e incluso sería sencillo equipar con salidas de corriente a las farolas ya existentes.

El plan Road to Zero también contempla la instalación de puntos de recarga de coches eléctricos en áreas de servicio y grandes gasolineras, que deberá ser obligatoria por ley.

Reino Unido pretende prohibir la venta de coches nuevos alimentados por combustibles fósiles en 2040, dentro de apenas 22 años. A estas medidas se uniría un nuevo impuesto a los combustibles fósiles, que desincentive aún más la compra de coches tradicionales.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Instituciones