infoelectrico.com - ¿Como se reparten todos los impuestos que habrá que pagar por tener un coche eléctrico...?

¿Como se reparten todos los impuestos que habrá que pagar por tener un coche eléctrico...?

Comprar un coche y pagar impuestos parece algo que va necesariamente de la mano, y no de una forma agradable para el bolsillo. Todos sabemos más o menos cuánto pagaremos en impuestos al comprar un coche de combustión entre el IVA, impuesto de matriculación, impuesto de circulación, los impuestos que gravan la gasolina y un enorme etcétera, pero... ¿qué impuestos se deben abordar con los coches eléctricos?

El primer impuesto, como casi siempre, es sobre el Valor Añadido, el IVA de siempre que es como el de cualquier otro coche que pudiésemos: de un 21%. Aunque recientemente la patronal eléctrica AELEC hizo llegar al Ministerio de Industria una serie de documentos en los que se reclaman, entre otras cosas, una rebaja del 21 % al 10 % para los vehículos de cero emisiones, lo que permitiría equipararlos un poco más con respecto al precio de compra de los vehículos de combustión, de momento habrá que esperar y seguir pagando un 21 % de IVA.

Continuamos con el Impuesto de Matriculación o Impuesto Especial Sobre Determinados Medios de Transporte. Este montante se paga cuando matriculamos el vehículo, es decir, también al hacer la compra del mismo, y su precio se calcula en torno a un criterio muy claro: las emisiones de CO2. 0% para vehículos con emisiones iguales o inferiores a 120 g/km 4,75% para vehículos con emisiones entre 120 g/km y 160 g/km. 9,75% para vehículos con emisiones entre 160 g/km y 200 g/km. 14,75% para vehículos con emisiones mayores o iguales a 200 g/km. Así que como es lógico los coches eléctricos no pagan nada: es gratuito para los vehículos con emisiones de CO2 inferiores a 120 gr/km.

De hecho, esto no es solo cosa de los eléctricos, ya que el 75 % de los vehículos matriculados en España durante el pasado ejercicio estuvo exento del pago del Impuesto de Matriculación por cumplir este requisito, según datos de la Agencia Tributaria.

Luego está e Impuesto de Circulación, que se aplica sobre vehículos de tracción mecánica, y que es de tipo municipal y se paga una vez al año. El dinero que nos ahorremos en torno a este impuesto de circulación dependerá de nuestro lugar de residencia, porque esta cuantía varía. Para los coches eléctricos, gran parte de los ayuntamientos están ofreciendo unas bonificaciones que pueden suponer un ahorro de hasta un 75 % en el Impuesto de Circulación si nuestro coche es eléctrico.

Además, el coche eléctrico también está completamente exento del impuesto de estacionamiento (conocido como zona SER en muchas grandes ciudades), por lo que no pagaremos ni un euro en los parquímetros. De esta manera, podremos acceder a una media del 75 % de ahorro en el Impuesto de Circulación y del 100 % en el estacionamiento.

Por otra parte, si tienes una empresa o eres autónomo, también tendrás que tener en cuenta la imputación de una retribución en especie en el Impuesto sobre la Renta de dichos empleados. Es decir, si tienes coches eléctricos para ceder a tus empleados, según el nuevo reglamento del IRPF, se establece que la valoración de la retribución en especie, se reducirá en un 30 %, cuando se trate de vehículos eléctricos de batería o de autonomía extendida, o vehículos eléctricos híbridos enchufables con una autonomía mínima de 15 km siempre que el valor de mercado del vehículo, si fuera nuevo, no sea superior a 40.000 euros. Se trata de un ahorro muy importante para cualquier empresa que esté pensando en cambiar su flota de vehículos para empleados, ya que se desgravarán más del doble que con uno de combustión.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Estilo de Vida